ALISADOR DE PIEDRA

Alisador de piedra que proviene de Italia, de la región del valle de Ossola situada al norte del Lago Mayor. Es una pieza única ya que ha sido trabajada manualmente. Piedra de esteatita, muy porosa, que permitia calentarla después de haberla humedecido para evitar su rotura por un excesivo calentamiento. El mango de hierro se fijaba mediante una colada de plomo.

Siglo XVIII.